10 de marzo, 2014

Miércoles, diciembre 10, 2014

10 de marzo 2014

Hola a tod@s.Lamentablemente el pasado 27 de febrero se le comunicó a Elvira que su demanda contra el Ayto de Alboraya no había sido estimada. Ha supuesto una enorme decepción por lo injusto de toda esta situación.Elvira está enferma, de una enfermedad que la Administración Sanitaria no reconoce y por tanto ni trata ni subvenciona.Está enferma de una enfermedad que la Administración de Bienestar Social no valora como causa de dependendencia porque no la puede “puntuar” porque no está reconocida y por tanto no aparece en los “supuestos susceptibles de considerar” …y no quieren observar excepcionalidad al respecto por más que en privado reconocen que Elvira depende de otros para subsistir.Elvira está enferma de una enfermedad que aún no estando reconocida por la Sanidad Pública de lo poco que recomienda esta misma sanidad pública a estos enfermos, es que eviten exposiciones a elementos que pueden empeorarles… Y que lo hagan por sus medios privados sin ayuda alguna de la Administración.Elvira está enferma de una enfermedad que empeora por su exposición a determinados fitosanitarios entre otras sustancias y entornos.Elvira ha padecido y sufrido y sufre enferma y en soledad actuaciones con fitosanitarios llevadas a cabo por una Administración local como el Ayto de Alboraya. Sin poder evitar dicha exposición en casos por falta de aviso previo, en casos por imposibilidad de huir, en casos encerrada aislada sin saber del mundo, ni el mundo de ella.

Y ahora Elvira está enferma de una enfermedad que para la Justicia no es demostrable que sólo este causada o empeorada por las actuaciones del Ayto, y por tanto no ha lugar a su demanda contra éste.

En fin, no os podéis imaginar cuánta impotencia, cuánto dolor y tristeza.

Pero por el contrario y muy a pesar de unos cuantos, tanta injusticia nos da pie a mantener con más fuerza si cabe la esperanza en la recuperación de Elvira y desde la serenidad nos da la fuerza necesaria para seguir luchando por lo que es justo y necesario: la salud y alegría de Elvira, que es la de todos nosotros en general.

No obstante y lamentablemente, dada la escasez de medios económicos de Elvira, quizá no pueda recurrir la sentencia, ya que las costas pueden ser muy elevadas.
Dado que Elvira depende de la ayuda y caridad de personas particulares, quizá lo más adecuado sea orientar esas ayudas a la alimentación y medicación de Elvira, en lugar de dedicarlas en parte para seguir luchando en los tribunales. Aún lo estamos valorando, pero os queríamos hacer partícipes de la situación.
Es una pena, porque creemos que es justa la reclamación de Elvira. Y es justa para ella y para todos en nuestro derecho a vivir en un entorno saludable y a que la Administración Local vele por él y no vaya contra él.
Y es injusto que quien creemos que lo ha hecho incorrectamente, como el Ayto de Alboraya, pueda defenderse a costa de las arcas del consistorio sin preocuparse de poner en riesgo ni el bolsillo de sus responsables, ni mucho menos de algunos de los que estaban y ahora ya no están, en el periodo al que se refiere la demanda, y que lamentablemente estarán tranquilamente en sus casas… quien sabe si riéndose de nosotros.
Os mantendremos informados…mientras…
Lucharemos! Lluitarem!!!Amunt. La familia de Elvi.